A A A

El Centro de Día es un servicio especializado en régimen de media pensión, que ofrece esta Asociación para la atención integral a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo con necesidades de apoyo generalizado y extenso, y que dependen de terceras personas para las actividades de la vida diaria, facilitándoles los recursos    individuales necesarios para su desarrollo personal y social en entornos normalizados.

Los objetivos  de este servicio se fundamenta en tres bloques:

  • Prestar los apoyos de cuidados y asistencia a clientes con dependencia física. 
  • Mejorar las habilidades adaptativas y desarrollo personal y social, potenciando al máximo la autonomía y facilitando entornos normalizados. 
  • Ofrecer actividades pre‐ocupacionales, para que los usuarios se sientan realizados laboralmente.

En la actualidad se llevan a cabo, diferentes Programas y actividades, los más destacados son:

Desde el área de fisioterapia el objetivo en Centro de Día es mantener y/o mejorar las capacidades físicas para optimizar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y/o del desarrollo que se atienden. 

En el Servicio de Centro de Día se lleva a cabo, como tratamiento complementario a la fisioterapia, el tratamiento de hidroterapia.

 Las personas que están recibiendo tratamiento de hidroterapia poseen problemas motóricos (parálisis cerebral y síndromes con patologías motóricas asociadas). Las sesiones son individuales, y la fisioterapeuta es la encargada de dirigir y realizar los ejercicios terapéuticos al usuario.

 El tratamiento de hidroterapia se realiza en las instalaciones de la piscina climatizada municipal. En el medio acuático se trabajan algunos objetivos del tratamiento de fisioterapia de manera más satisfactoria que en la sala de tratamiento, y además, es un medio óptimo para integrar el ocio y la terapia, reforzando el trabajo de la sala   y permitiendo una experiencia de movimiento nueva. 

Algunos de los objetivos del programa de tratamiento de hidroterapia son:

  • Mejorar  tono, longitud y fuerza muscular 
  • Conseguir una integración máxima de sensaciones 
  • Mejorar la imagen corporal y la coordinación en los movimientos 
  • Mejorar la movilidad general 
  • Mejorar el control postural y las reacciones de equilibrio 
  • Mejorar el control respiratorio 
  • Lograr un mayor estado de relajación 
  • Favorecer la autonomía personal

Área de logopedia y comunicación y lenguaje. La maestra especialista en Audición y Lenguaje en este Servicio realiza funciones tales como deglución, a través de terapias miofuncionales, comunicación con sistemas alternativos y aumentativos. Además interviene para mejorar la habilidades lingüísticas y comunicativas, incrementando sus posibilidades de expresión, intervención en las alteraciones del lenguaje, tanto a nivel de expresión como de comprensión.

La autodeterminación se ha convertido en una pauta a seguir y desarrollar en el ámbito de la discapacidad intelectual, por ello, se trabaja diariamente dentro de la Unidad de Centro de Día, con el fin de capacitar a las personas atendidas para que lleguen a ser individuos independientes, que actúen y decidan por sí mismos, siendo agentes causales de sus propias vidas. 

El Programa de Habilidades para la Vida Diaria persigue dotar del máximo de recursos y/o apoyos en cada una de las habilidad que conforman las diferentes dimensiones áreas del individuo. La finalidad es conseguir un mayor grado de autonomía e independencia, lo cual incida de forma directa en la mejora de su calidad de vida,  a nivel personal, familiar y comunitario.

El deporte es un área que propicia el mantenimiento del equilibrio psicofísico a la vez que es un medio de mantenimiento de ocupación del tiempo libre. 

Sus funciones son múltiples: de conocimiento, anatómico – funcional, estética y expresiva, comunicativa y de relación, higiénica, catártica y placentera y de compensación. Con todo esto queda demostrada la importancia de nuestra área. 

Debemos sacarle el  mayor provecho al deporte, educando al usuario en conceptos, procedimientos y actitudes,  consiguiendo así una educación integral del usuario. 

 Para que todo el proceso educativo se desarrolle de la mejor manera posible, es esencial su planificación. Por ello la  programación didáctica  debe constituir una herramienta de trabajo y no un mero trámite administrativo.

El Programa de Ocio y Tiempo Libre va dirigido a proporcionar espacios y tiempos destinados al ocio y tiempo libre, a la vez que se fomenta el desarrollo de habilidades para su disfrute, como una habilidad adaptativa que hace referencia al desarrollo integral del usuario.

Los objetivos del mismo son:

  • Identificar y desarrollar actividades de ocio dependiendo del interés y aficiones personales.
  • Proporcionar estrategias para la participación y organización de diferentes alternativas con las que ocupar el tiempo libre.
  • Descubrir los beneficios que proporcionan las actividades de ocio y tiempo libre.

El Programa de Intervención Psicológica se pone en marcha en función de las demandas de los usuarios pertenecientes a los servicios de Centro de Día de nuestro Centro. Su función radica en asistir en las necesidades específicas referentes a una falta de adaptación del usuario/a a su entorno familiar o social.  La finalidad última será mejorar la calidad de vida de la persona con Discapacidad intelectual y/o su familia.

El Programa de Actividades Pre-laborales está destinado a las habilidades relacionadas con mantener un trabajo o trabajos en la comunidad, ya sea a tiempo parcial o total, en lo referente a: habilidades del trabajo completo, tener una conducta social adecuada y habilidades laborales relacionadas. 

Sin embargo, la finalidad de esta área en Centro de Día es meramente terapéutica, ya que no es posible plantear una actividad laboral propiamente dicha debido a las capacidades de los usuarios de este servicio.

La estimulación basal, a la cual también podríamos llamarla “comunicación basal”, propone una adecuación de nuestros canales y códigos comunicativos con tal de que estos puedan ser significativos para la persona con grandes necesidades de apoyo. Esta comunicación pretende establecer un contacto afectivo a través de canales muy primarios. Para conseguir establecer esta relación afectiva nos hemos de situar al nivel que se encuentra la persona afectada con tal de no dejarla en situación de inferioridad, y además se ha de crear una situación que promueva la interacción por parte de ambos. Por ello, hemos de considerar que el lenguaje humano no puede ser la única vía de comunicación, y sin hacer desaparecer las palabras, sino adecuándolas para que no dificulten la comunicación, haremos servir “una nueva lengua”, el lenguaje del cuerpo: la respiración, el tacto, el movimiento, la mirada, los gestos, la voz.

La Estimulación Cognitiva se define como el conjunto de técnicas y estrategias que pretenden optimizar la eficacia del funcionamiento de las distintas capacidades y funciones cognitivas (percepción, atención, razonamiento, abstracción, memoria, lenguaje, procesos de orientación y praxias) mediante una serie de situaciones y actividades concretas que se anticúan y estructuran en lo que se denominan “Programas de Estimulación”.

La psicomotricidad siempre trata de relacionar el desarrollo psíquico y motor, y de favorecer, a partir de la práctica, ambos aspectos.

El cuerpo y el movimiento son elementos básicos para conocer los objetos y acontecimientos del entorno. También beneficia el movimiento, el mundo relacional del usuario y el desarrollo del lenguaje. 

Los objetivos generales de esta área son:

1.- Educar la capacidad sensitiva del usuario, a partir de las sensaciones del propio cuerpo y de las sensaciones relativas al mundo exterior:

A través del movimiento corporal se producen multitud de sensaciones sobre el tono muscular, la respiración, la posición relativa de los segmentos corporales, etc.

Gracias también a la actividad corporal, el usuario contacta con el mundo recibiendo sensaciones de color, forma, tamaño, etc.

2.- Educar la capacidad perceptiva del usuario, ordenando y estructurando toda la información relativa al propio cuerpo y al mundo exterior:

Mediante la adquisición del esquema corporal se conseguirá que el movimiento esté perfectamente adaptado a la acción y de forma lo más automatizada posible.

A través de la propia actividad se estructuran las sensaciones relativas al mundo exterior y las relaciones espaciales y temporales.

Coordinación de los movimientos corporales con los elementos del mundo exterior.