A A A

Musicoterapia, un espectáculo de magia y una fiesta del agua fueron algunas de las actividades realizadas

La casa de la cultura de la localidad fue el escenario elegido este viernes para celebrar la fiesta de verano de los usuarios de Atención Temprana y Habilitación Funcional de Aprosuba 14 Plena inclusión.

Alrededor de una veintena de niños y niñas que pertenecen a los citados servicios del centro participaron en un programa de actividades que dio su pistoletazo de salida a las 10.30 horas con la recepción de participantes. Más tarde, sobre las 11.15 horas llegó el turno de la música, que hizo subir a pequeños y mayores al escenario de la mano de Brencadera, la casa de música de Olivenza.

Sobre las tablas, más de una decena de usuarios y familiares bailaron a ritmos diferentes, hicieron coreografías con globos de colores y se relajaron con música clásica antes de dar por finalizada la sesión.

La cita, que se desarrolló durante casi tres horas, contó con el apoyo de los profesionales del centro y tuvo como sorpresa un espectáculo de magia que corrió a cargo del mago Christian Magritte, quien hizo partícipes de su actuación a los más pequeños.

Una fiesta del agua y un aperitivo cerraron las actividades de la fiesta de verano, cuyo objetivo fue poner en valor los esfuerzos realizados durante todo el curso por los niños, hacer partícipes a las familias y fomentar la convivencia y el refuerzo positivo de los más pequeños.